dijous, 22 de març de 2012

Hay días en los que todo lo que pienso,lo pienso a lo grande, sin cortarme un pelo; imagino que soy grandes cosas, desde una alocada princesa enamorada hasta un enorme dragon que escupe fuego por la boca. Pienso en cosas absurdas e imposibles como por ejemplo que estoy encerrada en una prision por crimenes que no he cometido, hasta he llegado a soñar que era una famosa superespia que acababa luchando contra el mal y haciendo que la tierra sea un planeta mejor. Yo no me dejo guiar por los cuentos de hadas, ni por las historias que uno llega a escuchar por la calle, pero cuando me dejo llevar, si puedo decir que he visto las nubes muy cerca de mi, tan cerca que me las como. Quizàs pueda protagonizar la nueva pelicula de una chica que voló hasta el cielo y se comio una nube, pero mejor dejare ese sueño aparcado a un lugar donde no moleste, porque para poder llegar tan alto, no serà mejor empezar por imaginarlo? 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada