dimecres, 5 de setembre de 2012

Cuantas horas he pasado en mi habitación, entre estas cuatro paredes desde las cuales escribo esto. Me acuerdo de llegar del instituto y irme directamente a mi cuarto, a encerrarme, a no querer saber nada del mundo, a pasar de todo. Pero en algun momento del día se abría la puerta y me llamaban para ir a lo que yo mas odiaba. Me acuerdo levantarme por las mañanas y volver a sentir esa sensación angustiosa de no poder respirar, de tener que necessitar mucho aire para que tus pulmones respondan, de sentirse debil. Me acuerdo de pasarme dias sin abrir la boca, comunicandote solamente con un asentimiento de cabeza, de intentar pasar desapercibida para los demás, de intentar no salir de casa, de intentar ser invisible. Me acuerdo de que era no tener amigos, de que era no poder hablar con nadie simplemente por las ideas que la sociedad nos mete en la cabeza. Me acuedo del alivio que podía sentir con un simple gesto, que canviava mi vida por unos instantes, me acuerdo de estar hablando con un desconocido sobre tus problemas, de gritarle por poder sacarte toda la verdad sin ni siquiera enfadarse, esa sensacion de odio pero a la vez amor que se sentia por ese señor que al fin y al cabo te ayudaba, el que negociaba contigo y el que mas paciencia tenía. Ahun así sus esfuerzos las cosas continuaban igual. Continuaban igual por mis putas estupideces, por mis putas rayadas y mis pocas ganas de mejorar, y cada vez se está mas débil. Y llega un punto en el que estas tan mal que te hieres a ti misma, eso ya se hacia antes pero buscas otras formas, lo haces con toda la rábia del mundo, hasta que acabas muy mal y asumes que necesitas ayuda. Entonces te encierran en un lugar que no es tu casa, con otra gente y otros tratos, con mas gente como tu y te sientes peor, pero ahí ya no haces lo que te da la gana sino que haces lo que te dicen, y cada vez te vas sientiendo mejor hasta que al final sales a la calle y gritas, ya no necesitas inspirar profundamente para respirar, y vuelves a gritar cada vez mas fuerte y eres libre, sin preocupaciones y sin tener que llevar un enorme peso en la espalda, y sigues gritando y la gente te mira y creen que estas loca, pero ha llegado el día en que ya no te importa lo que piensen los demás, esos dias ya se han esfumado y cuando pasa esto vuelves a casa, una sensación de felicidad recorre tu cuerpo y sigues adelante. Ahunque sabes que lo que pasó te va a perseguir toda tu vida...

dimarts, 31 de juliol de 2012

Como un cigarro para un fumador. Como ese último sorbo de ginebra para un alcohólico. Como ese chute para un drogadicto.Eres pura adicción. Eres como esas mañanas de sol en invierno, como esos soplos de viento en verano. Eres el placer de tocar el suelo con los pies descalzos o el lado más frío de la cama en verano. Eres todo lo bueno y todo lo malo. Eres todo lo que me hace bien y a la vez mal. Eres lo que quiero y lo que no quiero ver. Muchas veces te conviertes en mucho más que todo eso. Te conviertes en pura adicción. Algo más, algo fuerte, algo distinto a los sentidos, eres todo lo que me hace desvariar. Pero tranquilo, ya pasaré el mono como pueda. 

diumenge, 10 de juny de 2012

Es genial, cuando te das cuenta de que has escogido a las mejores personas con quien compartir tu vida, cuando sabes que te van a ser fieles, cuando no es necesario pasarse todo el dia juntas para saver que estan a tu lado, cuando saves que nunca te van a mentir bajo ninguna circumstancia, y sobretodo cuando saves que siempe van a estar ahí. No son como esas personas que entran en tu vida para eseñarte algo y luego se van, son de esas que se quedan y te enseñan cosas continuamente, te apoyan en los momento dificiles y rien contigo en los buenos. Por esas amistades que se merecen el cielo♥










dimarts, 17 d’abril de 2012

Todos nos hemos jodido alguna vez;)

Ven, siéntate, hoy me vas a escuchar, se que lo estas pasando mal pero tienes que joderte no te puedes pasar la vida huyendo, para empezar, sí, dolerá, duele afrontar las cosas duele saber que "puf" no sabes ni que ha pasado ni el cómo, todos hemos estado mal alguna vez, primero viene el llanto; lloras con todo, no tienes ganas de nada, lloras y culpas a todo de tu jodida mala suerte, luego viene la seriedad, es un estado en el cual te da igual todo ya no quieres llorar pero no quieres sonreír, no quieres nada, es un momento en el cual seguramente estés en tu puto mundo imaginando lo bien que estarías si hubieras cogido el otro puto camino que no escogiste, BIEN, olé yo, no lo hice y ahora estoy aquí como una gilipollas pensando en lo subnormal que soy por no haberlo echo, luego viene la aceptación; buah ¿aceptar que ya no hay nada?¿aceptar que solo quedan los fantasmas de tus recuerdos? Duele pero es tal el punto en el que te encuentras que apechugas y lo aceptas aunque te duela, y en los momentos de aceptación solo quieres desahogarte, chillar, soltarlo todo y desinflar el globo que se ha ido hinchando dentro de ti con el paso del tiempo, te vas a no sé yo donde a hacer yo no sé qué, felicidad; no sabes cómo pero cuando vuelves de ese yo no sé donde de hacer yo no sé qué te notas con cierta chispa en la cara de serenidad, de que te encuentras mejor y ya lo has soltado todo, ya no hay globo, ya no hay dolor, ya no hay lagrimas, ahora acabas de pasar la última página de puede que el primer libro que trata de tu vida, ahora el segundo libro sabes que empezará bien, pero no sabes hasta que pagina te va a durar la felicidad, así que disfrútala mientras dura.

dijous, 22 de març de 2012

Hay días en los que todo lo que pienso,lo pienso a lo grande, sin cortarme un pelo; imagino que soy grandes cosas, desde una alocada princesa enamorada hasta un enorme dragon que escupe fuego por la boca. Pienso en cosas absurdas e imposibles como por ejemplo que estoy encerrada en una prision por crimenes que no he cometido, hasta he llegado a soñar que era una famosa superespia que acababa luchando contra el mal y haciendo que la tierra sea un planeta mejor. Yo no me dejo guiar por los cuentos de hadas, ni por las historias que uno llega a escuchar por la calle, pero cuando me dejo llevar, si puedo decir que he visto las nubes muy cerca de mi, tan cerca que me las como. Quizàs pueda protagonizar la nueva pelicula de una chica que voló hasta el cielo y se comio una nube, pero mejor dejare ese sueño aparcado a un lugar donde no moleste, porque para poder llegar tan alto, no serà mejor empezar por imaginarlo? 

diumenge, 18 de març de 2012

Ya no creo que sea mi imaginación ni mis paranoias, estoy segura que es real, que la que ahora esta enganchada al pasado eres tu, que te arrepientes de la mitad de tus actos, que pagarías millones para que todo volviera a ser como antes, pero para hacerte feliz a ti me haces daño a mi, la que lo ah dado todo por ti. 

cada acto, tiene su consecuencia.

Madurar no es ni fumarte medio paquete al dia, meterte coca ni irte de fiesta cada finde, ni buscar trabajo, ni saber vacilar, tampoco robar y mucho menos follar, ni saber volver solo a casa por la noche, ni emborracharte, ni meter la lengua hasta la campanilla, ni ir dando el palo por ahí, ni llevar navaja o pistola, ni ir a juicios ni tener que declarar, madurar es saber que cada acto, tiene su consecuencia.